La corrala LA CORRALA, EL BLOG DEL EQUIPO EDUCATIVO
17.03.2016

Teléfonos y coches: parecidos muy razonables

TwitterFacebookWhatsApp

Los teléfonos y coches no son sólo un reflejo del nivel tecnológico de cada época, lo son también del gusto predominante en ese momento. Por eso, a lo largo de la historia, podemos encontrarnos con modelos telefónicos y automovilísticos coetáneos con mucho en común. Os mostramos aquí a algunas de las parejas más curiosas.

• Skeleton (1892) – Coches decimonónicos

telefonos_y_coches_03_la_corrala_2015

El nombre de este teléfono de Ericsson proviene de su característica falta de armadura, una estética que abarcaba en la época ámbitos como la arquitectura -con el ejemplo estrella de la Torre Eiffel (1889)- o el diseño de automóviles, como vemos en este modelo de Gottlieb Daimler de 1887. Las capas protectoras de plástico o de metal comenzarían a extenderse ya en el siglo XX.

• Teléfono de baquelita (1940) – Ford De Luxe (1940)

telefonos_y_coches_04_la_corrala_2015

La utilización en telefonía de la baquelita, el primer plástico 100% sintético, fue fundamental para la producción en serie y el abaratamiento de los costes que permitieron que el teléfono se democratizase. Por eso conectamos este modelo con un coche de Ford, empresa pionera de la producción en serie que trasladó al mundo del automóvil la idea de “madre empresa” que Theodore Vail había desarrollado para la telefonía con AT&T.

• Ericofon (1954) – Coches-concepto de los 50

telefonos_y_coches_02_la_corrala_2015

El Ericofon de Ericsson fue un hito del diseño de los años 50, ya que aunaba el disco, el auricular y el micrófono en una sola pieza. Contaba además con una amplia gama de colores y un aspecto aerodinámico y futurista que nos remite a algunos coches que se estaban diseñando en ese momento: coches-concepto como el Le Sabre de General Motors, el Lincoln Futura o el Alfa Romeo B.A.T.

• Alcatel One Touch Easy (1998) – Renault Twingo (1993)

telefonos_y_coches_01_la_corrala_2015

El primer móvil pensado específicamente para el público adolescente (que triunfó a pesar de sus limitaciones gracias a su bajo precio, su resistencia y su colorido) nos recuerda a un modelo de coche que surgió unos años antes: el primer Renault Twingo. Con sus líneas redondeadas y sus llamativos colores el Twingo rompía esquemas y atraía a los más jóvenes, a quienes Renault no dudaba en señalarles que podía convertirse en cama plegando los respaldos.

Si te interesa la historia del teléfono y quieres seguir investigando consulta nuestro Para Saber Más y nuestro Cuaderno de Profesores. Y si quieres ver en directo éstos y otros muchos teléfonos visita nuestra exposición permanente ‘Historia de las Telecomunicaciones’, en la segunda planta del Espacio Fundación Telefónica de Madrid. En él podrás disfrutar del diseño de otros modelos míticos, entre ellos uno apodado el “molinillo”, ya que le recordaba a la gente de la época los molinillos de café que fabricaba en sus orígenes… la empresa Peugeot.

TwitterFacebookWhatsApp