Actividades Virxilio Vieitez: de fotógrafo por encargo a artista por intuición
Actividades Virxilio Vieitez: de fotógrafo por encargo a artista por intuición

“Le gustaba ser fotógrafo, pero hacer fotos por amor al arte era cosa de gente adinerada”

Espacio Fundación Telefónica
C/ Fuencarral, 3, Madrid
Facebook twitter
07
Feb 2013
M X J V S D
12:00 - 20:00
Facebook twitter

“Le gustaba ser fotógrafo, pero hacer fotos por amor al arte era cosa de gente adinerada”

“Le gustaba ser fotógrafo, pero hacer fotos por amor al arte, era cosa de gente adinerada”. Keta Vieitez asegura que su padre raramente disparaba su cámara por placer, sin embargo “salvo en la última etapa, mi padre ejerció su trabajo de forma placentera”. Viéitez era un fotógrafo de encargo, fotografiaba para vivir, si no, “se hubiese dedicado a hacer fotos de paisajes” afirma su hija.

El Espacio Fundación Telefónica recupera la obra del fotógrafo gallego a través de la exposición “Virxilio Vieitez”, que reúne algunos de sus trabajos más conocidos, pero también obras inéditas. La muestra podrá verse en la tercera planta del Espacio a partir del 7 de febrero. Para descargarte el kit de prensa, visita esta página.

La práctica diaria en un estudio fotográfico y un curso por correspondencia, fueron suficientes para convertirlo en uno de los grandes fotógrafos de la historia gallega y de España. Tras emigrar unos años, Virxilio Vieitez volvió a su pueblo, Soutelo de Montes, en el año 55 y se instaló como fotógrafo en la comarca.

El estudio le aburría por lo que la calle se convirtió en su escenario preferido. La improvisación no entraba en sus planes. “Era metódico y riguroso en el procedimiento de hacer fotografías”, asegura Keta. Cuando tenía una salida “comprobaba que disponía del material necesario y se aseguraba de que todo funcionase perfectamente para evitar sorpresas de última hora”. Pero Vieitez conocía muy bien su profesión  y “era un maestro para aprovechar los recursos de los que disponía en cada momento. Preveía el lugar en el que realizaría las tomas, pero todo lo demás lo resolvía sobre la marcha”.

Su trabajo se centra fundamentalmente en retratos, ceremonias y fotos de DNI, pero sin duda, su hija asegura que los retratos de mujeres en exterior eran sus favoritos. Recorría los pueblos a bordo de una lambretta, con la cámara al hombro. Así le recuerda Julio, uno de los protagonistas de la exposición al que Vieitez fotografió en varias ocasiones durante su infancia.

“Cuando apretaba el disparador, era tiro seguro”

“Era muy rápido, no dudaba. Ponía las cosas como quería y no repetía la foto porque cuando apretaba el disparador, era tiro seguro”. Aunque Keta también confiesa que en alguna ocasión le devolvieron trabajos, “él tenía recursos suficientes para convencer al cliente de que no era como él decía, sin embargo no siempre funcionaba”.

Con la llegada del color, Vieitez tuvo que adaptarse a los cambios y a los nuevos gustos de la gente con la que trabajaba. “Trabajar en blanco y negro pasó a convertirse en una excentricidad nada demandada y con un gran coste económico”. Keta asegura que ello le llevó a aborrecer el oficio. “Mi padre nunca llegó a positivar él mismo el color y depender de los laboratorios acabó convirtiéndose en un verdadero problema porque él ya no controlaba todo el proceso de la fotografía y el resultado no le satisfacía”.

Con los años recibió ofertas de diferentes estudios fotográficos, sin embargo, el prefirió quedarse en Soutelo de Montes. “Aunque era consciente de que su negocio en el pueblo empezaba a declinar, nunca quiso depender de nadie ni seguir los criterios impuestos por otros”, recuerda su hija.

Con la exposición de sus fotografías, se ampliaron los formatos y éstas cambiaron, sin embargo, “mi padre siempre había sido un admirador del trabajo bien hecho y detenerse como espectador ante sus propias obras, le reconcilió con su profesión”. Pero a su vez, Keta reconoce que la exposición le produjo un sentimiento de “extrañeza, de diferencia con los demás, que le había acompañado toda su vida”.

Para más información puedes visitar esta página. También puedes conocer los programas educativos en torno a Vieitez en la sección Educación.

 

 

X
Suscríbete a nuestro boletín informativo
Suscríbete a nuestro boletín
Enviando...
Por favor marca que aceptas las condiciones legales
Por favor introduce el correo y el código
FUNDACIÓN TELEFONICA respeta la legislación vigente en materia de protección de datos personales, la privacidad de los usuarios y el secreto y seguridad de los datos personales, en concreto el Reglamento 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016, adoptando para ello las medidas técnicas y organizativas necesarias para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los datos personales facilitados, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos y los riesgos a los que están expuestos.
De acuerdo con la actual legislación, queda informado y acepta el tratamiento de sus datos con la finalidad descrita a continuación:

Información sobre protección de datos
Responsable: Fundación Telefónica
Finalidad del Tratamiento: Administrar las suscripciones a boletines, publicaciones y revistas. Fundación Telefónica, como entidad sin ánimo de lucro y dentro del desarrollo de sus fines fundacionales, le mantendrá informado de su actividad.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Cesiones: No se cederán datos a terceros
Derechos: A retirar su consentimiento en cualquier momento, a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Transferencias Internacionales: No se realizan transferencias internacionales de datos de carácter personal.
Información Adicional:   https://legal.fundaciontelefonica.com/informacion-adicional-proteccion-de-datos/
Suscríbete a nuestro boletín
Enviando...
Por favor marca que aceptas las condiciones legales
Por favor introduce el correo y el código
FUNDACIÓN TELEFONICA respeta la legislación vigente en materia de protección de datos personales, la privacidad de los usuarios y el secreto y seguridad de los datos personales, en concreto el Reglamento 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016, adoptando para ello las medidas técnicas y organizativas necesarias para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los datos personales facilitados, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos y los riesgos a los que están expuestos.
De acuerdo con la actual legislación, queda informado y acepta el tratamiento de sus datos con la finalidad descrita a continuación:

Información sobre protección de datos
Responsable: Fundación Telefónica
Finalidad del Tratamiento: Administrar las suscripciones a boletines, publicaciones y revistas. Fundación Telefónica, como entidad sin ánimo de lucro y dentro del desarrollo de sus fines fundacionales, le mantendrá informado de su actividad.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Cesiones: No se cederán datos a terceros
Derechos: A retirar su consentimiento en cualquier momento, a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Transferencias Internacionales: No se realizan transferencias internacionales de datos de carácter personal.
Información Adicional:   https://legal.fundaciontelefonica.com/informacion-adicional-proteccion-de-datos/