BlogRobot Han llegado para quedarse
30.01.2019

HEXA, el robot que aprende de manera autónoma

Facebook twitter

HEXA es un robot de (no tan) pequeño tamaño que está revolucionando la forma de moverse e interactuar con el entorno en el mundo de la robótica. Es un robot muy interesante, entre otras cosas, porque es capaz de aprender de manera constante gracias a un grupo de “mentores humanos”. Puedes contemplarlo en nuestra muestra ‘Nosotros, robots’.

Facebook twitter

Es un hecho que, desde siempre, unas de las grandes preocupaciones en robótica son la movilidad y la capacidad de detectar y sortear obstáculos en el terreno. De hecho, allá por el año 2000, Honda sorprendió al mundo presentando a Asimo, un androide-humanoide capaz de subir y bajar una escalera, algo que parece simple pero que ha llevado lustros de evolución de ingeniería, sensores e inteligencia artificial.

Imagen: Honda ASIMO Walking Stairs
Imagen: Honda ASIMO Walking Stairs

En los últimos años hemos sido espectadores también de la evolución de los robots de Boston Dynamics, una de las empresa líderes en la investigación de robótica avanzada, que en 2017 nos demostró la evolución de movilidad bípeda con un vídeo de su modelo humanoide Atlas donde demuestra la capacidad de realizar ejercicios gimnásticos.

Pero no todos los robots creados de manera reciente son bípedos. Entre los modelos más interesantes, por ejemplo, encontramos Spot y Spot Mini, que demuestran que la capacidad de movimiento basada en cuadrúpedos es muy interesante por estabilidad y velocidad de movimiento.

Robots para el futuro

Sin embargo, ante los retos más complejos que nos depara el futuro – como la exploración sobre el terreno de otros planetas-, desde hace tiempo los ingenieros en robótica se han fijado en la entomología, la parte de la zoología que estudia los insectos, como un referente de movilidad versátil.

En este aspecto ya nos sorprendió hace años las capacidades motrices del arácnido T8X,  un modelo octópodo del año 2013 que incorporaba 26 motores sincronizados para imitar el movimiento de una tarántula.

El momento de HEXA

En 2018 salió al mercado HEXA, un hexápodo desarrollado por Vincross Inc., una joven empresa con base en Pekín, China, fundada en 2014 por Tianqi Sun, uno de los ingenieros más brillantes del mundo en el campo de la investigación en neurociencia e inteligencia artificial (IA). De manera reciente afirmaba que “hace veinte años fueron los sitios web, luego aplicaciones móviles. La siguiente fase de innovación tecnológica es la robótica”.

Visión de HEXA.
Visión de HEXA.

El potencial de HEXA se basa en un programa de “mentores humanos” que busca tener más de 2.000 voluntarios desarrollando algoritmos de aprendizaje automático para ayudar a HEXA a aprender a caminar y navegar por su propio entorno, de modo que el robot pueda aprender por sí mismo mediante el desarrollo de la IA.

HEXA incorpora 18 motores que le permiten trepar, moverse por terrenos escarpados y detectar y superar obstáculos y grietas. Dispone de una cámara en la parte frontal que le permite tomar fotos y vídeos, así como monitorizar por streaming vía la App que utiliza para su manejo (disponible en Android e IOs). Incorpora un sensor de infrarrojos que le permite realizar mediciones de distancia de su entorno y un acelerómetro de tres ejes.

*Fuente: Pablo Medrano – Casual Robots