100 Años de Leica Con los ojos bien abiertos
07.06.2017

Mucho más que botones y costuras

Facebook twitter

La llegada de la moda en serie coincidió con el boom de la cámara Leica. Con ambas, floreció una nueva forma de mostrar la moda en la que las emociones y los impulsos son los protagonistas.

Facebook twitter

La fotografía de moda en su sentido tradicional se centraba en proporcionar simplemente información sobre moda. Por eso los vestidos, abrigos y trajes debían aparecer en la imagen de la forma más precisa, detallada y exacta posible.

Las lectoras de revistas como Vogue o Harper’s Bazaar, en las que aparecían este tipo de fotos, querían imitar las diferentes creaciones. Buttons and Bows también compartía esta línea y, de hecho, apoyaba la premisa: “Los botones y costuras deben verse y poder identificarse claramente”. Para ello se utilizaba una gran cámara fotográfica de placas en el estudio con la cual se obtenían imágenes aburridas, estáticas y con una estética poco satisfactoria.

Un giro de 180º

F.C. Gundlach: Reportaje para Nino Hamburg, St. Pauli, 1958.
F.C. Gundlach: Reportaje para Nino Hamburg, St. Pauli, 1958.

La situación cambió de forma drástica con la aparición del prêt-à-porter, la moda fabricada en serie. La finalidad de la fotografía de moda pasó de estar centrada en copiar las ideas de los diseñadores, a transmitir emociones, un ambiente, un estado de ánimo, un estilo de vida.

Siguiendo este patrón, el fotógrafo alemán F.C. Gundlach (nacido en 1926) fotografió la colección de la firma Nino durante un día de lluvia en Hamburgo. La flexibilidad de las cámaras Leica le permitió sacar fotografías limpias y dinámicas en la calle y con iluminación tenue en interiores, tal y como se aprecia en esta imagen. En ella poco se ve de la gabardina negra y atrás queda la idea de intentar imitarla. Este ya no era el objetivo principal. Ahora, con la fotografía se quiere expresar que llevando una gabardina de Nino te sientes estupenda, lo pasas bien y puedes disfrutar de la vida sin preocupaciones.

Dentro de este reportaje fotográfico, otra imagen interesante: una mujer joven, sin compañía, que bebe alcohol y fuma en un bar. Eso era algo poco común en la Alemania de los años 50 y en este sentido, esta fotografía también es una pequeña promesa de libertad. En cierto modo, en ella está la emancipación que parte de forma indirecta de la fotografía de moda o comercial.

*Foto de apertura: F.C. Gundlach, ‘Reportage for Nino’, Hamburg, St. Pauli 1958 © F.C. Gundlach.