12.06.2018

Nuestros favoritos de Pixar

Facebook twitter

Los Todopoderosos han querido homenajear a los estudios Pixar en su próximo programa. Con esta excusa, y pensando en retomar las buenas costumbres y volver a ver muchas de nuestras pelis favoritas, hemos reseñado algunos de los títulos más aclamados. Sin duda, elegir solo uno ha sido complicado porque nos gustan muchísimo todos. ¡Qué grandes momentos nos han regalado!

Facebook twitter

Como aún tendremos que esperar un año para poder disfrutar del estreno de Toy Story 4 y con la excusa de Los Increíbles 2 -que se ha estrenado el 3 de agosto-, hemos pensado una propuestaa para todos los públicos. ¿Por qué no recordar a nuestros grandes amigos de Pixar estas semanas? Sí, volver a ver a Dory y a Nemo, a Woody y Buzz Lightyear, a Alegría y a Tristeza…

Seguro que Javier CansadoRodrigo CortésJuan Gómez-Jurado y Arturo González-Campo darán el día 18 muchísimos motivos para apoyar el plan. De momento te contamos los nuestros (subjetivos, personales, emotivos, pero justificados) para hacerte una Pixar-maratón:

Buscando a Nemo
“¡Sigue nadando, sigue nadando!”. La voz cantarina de Dori repitiendo esta expresión como un mantra se me ha quedado grabada en la memoria: quizás porque para mí es en este personaje genial de memoria débil donde reside la clave de una película redonda (como la vuelta al mundo que dan sus personajes para salvar a uno de los suyos). Ternura, grandeza, superación, sorpresa… Buscando a Nemo es una de mis pelis favoritas de Pixar (¡qué difícil elegir!) porque es una llamada a la acción colectiva, un ejemplo animado de la capacidad de reaccionar ante la adversidad y un reflejo muy logrado del amor incondicional de la familia y los buenos amigos. Y todo narrado con humor, que siempre ayuda a llevar la vida mejor”.  [Carmiña Castromil]

 

Inside Out
“Una película con diferentes niveles de lectura. Para los niños es una historia divertida sobre cómo las emociones luchan por mantenerse en el cerebro de la pequeña Riley; para los adultos, una interesante reflexión sobre la dictadura de la felicidad y la importancia de sentimientos como la tristeza. Esta obra se convirtió rápidamente en un clásico, pero no sólo de la filmografía de Pixar sino también en las clases de psicología y eso es, precisamente, lo que muchos le afean. No es, sin embargo, falta suya. La historia entretiene, los guiños (marca de la casa) son magníficos, la moraleja da para reflexionar, pero -lo siento- quien quiera un tratado sobre neurociencia, que no vaya a una película de Disney. En mi opinión, Inside Out es genial como lo que es: una película de animación”. [Yasmina Bargalló]

For the birds
‘“Las mejores esencias se guardan en frascos pequeños” es un dicho que bien puede aplicarse a los cortos de Pixar. Son deliciosos aperitivos con los que la productora nos agasaja cuando vamos al cine a ver uno de sus largometrajes. For the birds tiene casi 20 años y me sigue maravillando por muchos motivos: por su brillante argumento; por esa divertida moraleja que lo emparenta con las mejores fábulas clásicas; por la calidad y precisión de los detalles, como los arañazos en los picos (¡hace casi 20 años!); porque provoca que la gente se interese en buscar más ejemplos de este formato no tan habitual en los circuitos culturales masivos… Y sobre todo, porque la disfruté como una niña cuando la vi por primera vez hará unos 10 años y vuelvo a convertirme en esa niña cada vez que la veo con mis hijos”. [Silvia Royo]

 

Ratatouille
“La película que me hizo adorar a los roedores. Una de las grandes de Pixar. Un film para toda la familia; con carcajadas aseguradas y una animación que te embelesa. Su guión es capaz de atraparte y de emocionarte. Uno no vuelve a ver a una “ratita” de la misma manera. Desde el minuto uno se huele a obra maestra. Un largometraje con mensaje, una oda a la superación personal. La recreación de París, el pelaje de las ratas y la banda sonora son fascinantes. Te insufla de optimismo, algo que siempre es necesario”. [Ignacio Cayetano]

 

Coco
Coco te transporta a México al instante. Es un auténtico viaje a las costumbres, a los colores, y al sentir mexicano. Ya durante los créditos estás allí, en pleno Jalisco, Michoacán, Guanajuato. Empieza la película, y poco a poco, sin darte cuenta, una vez más Pixar logra que reboses emoción. Así, en el sentido amplio de la frase. Hace que te enamores de los personajes, que sientas de manera especial la música, y que redescubras -con más consciencia aún- lo importante que es la familia. También lo bonito que es honrar y recordar a los nuestros. Hermosa y emotiva, viva y melancólica a la vez, Coco es puro amor. Un imprescindible”. [Ylenia Álvarez]

 

Toy Story
“Desde muy pequeñita me imaginaba cómo serían mis juguetes si cobrasen vida. Tenían personalidades muy particulares y les ocurrían historias de lo más curiosas. Yo creo que este fue uno de los motivos por los que me enamoré rápidamente de Toy Story. Pero, por supuesto, no fue el único. Su trama está llena de fuerza y engancha a pequeños y mayores. Una historia que ensalza valores tan importantes como la amistad y el compañerismo. Además, todos sus personajes son entrañables, cada uno tiene diferentes miedos, inquietudes y deseos, con los que resulta fácil identificarse. Woody, Buzz Lightyear y Jessie (entre otros) se han abierto un hueco en nuestra vida y se han convertido en los gemelos de nuestros juguetes preferidos de la infancia. Toy Story ha conseguido trasladarnos a todos, en algún momento, “hasta el infinito… ¡y más allá!”’. [Leyre Paredes]

Up
“Vale, igual es la peli más dramática (conmovedora, mejor) de Pixar; todo un ejemplo de cine humanista. Pero también la primera peli de animación que ha conseguido abrir un festival de cine muy serio como Cannes (en 2009) y conseguir la ovación de tan selecto público, y la segunda totalmente animada en ser nominada al Oscar a “Mejor película” a secas. Pero es que además Up es una peli clásica de aventuras: un viaje, una exploración al sur prometido en busca de esa vida intensa, de esa añorada vida de acción. Pero, y ahí viene lo bueno y por eso es mi peli favor: es una película sobre envejecer y entender que la vida puede ser caótica y no siempre podemos controlar lo que nos ocurre, con una moraleja final que es toda una vindicación de lo ordinario, una celebración de la épica cotidiana, de las vidas sencillas”. [Adriana Herreros]

 

Monstruos, S.A.
“Él asusta, es grande, bruto, peludo y feo; y ella es pequeña, graciosa, delicada y dulce. Son Sulley y Boo, los dos protagonistas de Monstruos S.A., una película que muestra la tierna amistad entre dos personajes antagónicos: un monstruo y una niña. Una historia que nos enseña que las cosas no son inamovibles, que se pueden romper los clichés y que la carcajada de un niño tiene más fuerza que un grito de un susto. Un mundo entre la ficción y la realidad, unos personajes que despiertan ternura y carcajadas por igual y un universo inconsciente propio de los cuentos infantiles. Una película que nunca te cansas de ver y que te deja atrapada tras los vaivenes de las puertas de colores que esconden el mundo onírico de lo más pequeños”. [Eva Solans]

 

Wall-E
“A primera vista puede parecer un homenaje a las grandes películas de ciencia ficción, pero no hay que dejarse engañar, Wall-E es en realidad una de las grandes películas de ciencia ficción. Una auténtica lección acerca de cómo es posible contar una gran historia sin demasiadas palabras, de cómo expresar sentimientos sin apenas personas. Un primer acto con unos visuales abrumadores que nos muestra un paisaje desolador aunque lleno de belleza, durante el cual nos vemos absorbidos por el carácter y los sueños de un pequeño compactador de basura con ojos en apenas un par de movimientos de engranajes y una vieja canción. Una mezcla bien medida entre reflexión y aventura, entre pintura y poesía, toda una experiencia audiovisual por la que merece la pena dejarse seducir.” [Miguel Iturbe]

Los Increíbles
“Brad Bird, su director, ya había dejado huella con una joya de la animación del S.XX El gigante de hierro. Su paso a la animación digital en la factoría Pixar no defraudó. Los Increíbles es un cóctel de emociones enfundado en máscaras y trajes de látex, un compendio para cinéfilos de cómo se maneja la gestualidad y el gag visual. Divertida, sentimental, nostálgica, con una acción que no da respiro, la “familia Increíble” funciona como un todo y además despliega un retrato de cada uno de sus integrantes en el que cualquiera nos podemos reconocer. Su mensaje es muy claro: no caigas en una vida gris y muestra tus habilidades al mundo. Y es que… ¡Todos podemos ser increíbles!” [Javier Tascón]