La corrala LA CORRALA, EL BLOG DEL EQUIPO EDUCATIVO
06.07.2016

Cuatro curiosidades de ‘Tras los pasos de Inge Morath’

TwitterFacebookWhatsApp

En esta entrada, pensada para los que ya sabéis en qué consiste ‘Tras los pasos de Inge Morath. Miradas sobre el Danubio’, revelamos varias curiosidades sobre la exposición y el viaje del que ésta ha surgido

TwitterFacebookWhatsApp

• De 8 a 41 días

Una proyección del Danubio nos recibe nada más poner pie en la exposición. Sobre él, dos rutas: el trayecto que a lo largo de toda una vida hizo Inge Morath, marcado con una línea de puntos, y el viaje de algo más de un mes que ocho jóvenes fotógrafas realizaron en 2014, marcado con una línea continua.

la_corrala_claves_danubio_gif3

En el estandarte informativo que acompaña la obra de cada fotógrafa se ilustra el recorrido fluvial que cada una de ellas hizo, pues no todas participaron el mismo número de días en el proyecto: frente a Lurdes R. Basolí, Claudia Guadarrama o Claire Martin, quienes se encargaron de recoger y devolver los vehículos al empezar y al terminar el viaje, y para las que éste tuvo una duración de 41 días, encontramos a Kathryn Cook o Ami Vitale, para quienes el periplo duró sólo 8 y 14 días respectivamente.

• Las nuevas tecnologías, imprescindibles

Con esta exposición culmina un proyecto que se ha ido gestando a lo largo de los años. Según cuentan las propias fotógrafas, la idea surgió en 2012, durante el encuentro de varias de ellas en una exposición, organizada por la Galería Fotohof de Salzburgo, que conmemoraba los diez años de la muerte de Inge Morath y, por tanto, la creación del premio de fotografía documental que lleva su nombre.

Durante los meses siguientes, en un intercambio continuo de correos electrónicos y videoconferencias, Olivia Arthur, británica, Emily Schiffer, estadounidense, Lurdes R. Basolí, española, y Claire Martin, australiana, sentaron las bases del proyecto. Para financiarlo decidieron hacer una campaña de crowdfunding en internet, que un mes antes del inicio del viaje consiguió su objetivo con más de trescientas aportaciones.

• En movimiento

In motion (En movimiento) es el título que Ami Vitale le ha dado a su serie sobre el Danubio. La razón la explica ella misma en el documental que podéis ver en sala u online: “nos íbamos a mover mucho, no íbamos a establecernos en un sitio, sino a movernos constantemente”. Para ella, una fotógrafa acostumbrada a viajar sola y a dedicar mucho tiempo a cada tema, este proyecto era todo un desafío.

También para Claire Martin, quien a lo largo de su carrera siempre ha buscado aportar visibilidad a las comunidades marginales de los países desarrollados, esta aventura suponía cambiar completamente la forma en la que estaba habituada a trabajar. Aunque, según contó en la rueda de prensa, esto era algo que la puso bastante nerviosa al principio, a pesar del poco tiempo que pasaba con ellos, logró establecer un vínculo con los grupos de romaníes que viven en la ribera del río, sobre todo con los más jóvenes y los niños.

  • © Ami Vitale/In motion/2014

  • © Ami Vitale/In motion/2014

  • © Claire Martin/River Boys/2014

  • © Claire Martin/River Boys/2014

  • © Claire Martin/River Boys/2014

• Quién decide qué se ve y cómo se ve

Celina Lunsford, la comisaria de la exposición y directora artística del Fórum de Fotografía de Frankfurt, nos describió el proceso de selección que se había seguido a la hora de escoger las imágenes que se muestran en sala:

Cuando el viaje terminó, a finales del verano de 2014, cada una de las fotógrafas entregó todo el trabajo realizado a la comisaria. Con ese material, Lunsford hizo una preselección de obra para la exposición. Sobre esa criba, cada una de las artistas eligió cuáles eran las imágenes que querían mostrar en la exposición.

En cuanto a la manera en la que estas fotografías están expuestas en sala, en la mayoría de los casos ha sido la comisaria quien ha decidido la disposición y ha jugado con la mezcla entre la obra de Inge Morath, sobre paredes grises, y de las participantes en el viaje, sobre paredes blancas. Ejemplo de ello es el caso de las fotografías de temática masculina de Morath que tienen su continuación en River Boys, el proyecto de Claire Martin centrado en las comunidades romaníes de la ribera. Las excepciones a este sistema de trabajo han sido Olivia Arthur y Lurdes R. Basolí. Esta última, además de elegir la manera en la que están dispuestas sus fotografías, ha decidido mezclar imágenes enmarcadas con otras impresas sobre papel y directamente clavadas en la pared.

Esperamos que esta entrada haya despertado vuestra curiosidad y vuestras ganas de visitar la exposición, que estará en la cuarta planta del Espacio Fundación Telefónica hasta el 2 de octubre.