CONO DE FUTUROS

CONO DE FUTURO

Según Jim Dator y su teoría sobre los cuatro futuros, existen multitud de alternativas que hacen que debamos hablar de futuros en plural. Para representar gráficamente este abanico de escenarios, la prospectiva estratégica actual emplea el llamado cono de futuros, que recoge la idea de una variedad de futuros abiertos y fluctuantes, huyendo del concepto de un único futuro lineal e inexorable. Conformando el cono, encontramos cuatro categorías: Probable (aquello que seguramente suceda a corto plazo si observamos las tendencias del presente), Plausible (futuro con menos probabilidades de producirse debido a causas sociales, políticas o económicas, pero que cuenta con el conocimiento y los recursos necesarios para suceder), Posible (lo que no nos extrañaría que aconteciera en un futuro lejano, aunque todavía no sepamos cómo llevarlo a cabo) y Deseable (sea factible o no, es aquello que preferimos que suceda).

COLAPSOLOGÍA

COLAPSOLOGÍA

Neologismo creado por Raphaël Stevens y Pablo Servigne, autores del libro con título homónimo publicado en 2020. En él, se analizan los hechos con una metodología científica para dar sentido a los acontecimientos pasados y entender qué podría llegar ocurrir si no actuamos a tiempo. Los autores buscan una visión de conjunto sobre qué implicaciones podría tener el colapso a nivel social e individual, analizando también las políticas que deberían ponerse en marcha para hacer frente a esta perspectiva cada vez más plausible. Paradójicamente, si asumimos este horizonte como posible, se puede entender la colapsología como una doctrina que conlleva cierta visión positiva y esperanzadora: una vez hemos asumido que nuestro mundo puede terminar de manera catastrófica, comencemos cuanto antes en pensar en cómo poner en marcha el siguiente.