La corrala LA CORRALA, EL BLOG DEL EQUIPO EDUCATIVO
22.06.2016

Nuestro norte es el sur

TwitterFacebookWhatsApp

¿Puede un mapa cambiar nuestra percepción del mundo? Partimos de Joaquín Torres-García para hablar sobre proyecciones cartográficas inusuales

TwitterFacebookWhatsApp

Una de las obras más interesantes que podemos ver en la exposición ‘Un moderno en la Arcadia’ es América Invertida, un pequeño dibujo realizado por Joaquín Torres-García en 1943. Éste ilustra una de las reivindicaciones que el artista esgrimió en el taller que estableció en Montevideo, el Taller Torres-García o Escuela del Sur. El uruguayo abogaba en él por una América Latina que tuviese como base para su creación artística e intelectual a sus propias culturas indígenas, que no se limitase a absorber las corrientes que las élites traían de vuelta de sus viajes a Europa. Famosa es su afirmación “Nuestro norte es el sur”, otro ejemplo de cómo Torres-García se sirvió de la geografía para transmitir sus ideas, convencido de la capacidad de los mapas de moldear nuestra concepción del mundo.

Al estar las proyecciones cartográficas condenadas a distorsionar de alguna manera nuestro planeta, una esfera achatada por los polos, existen varios tipos de mapas, diferentes por las distintas intenciones de los cartógrafos a la hora de elaborarlos.

A la criticada proyección de Mercator (1569), que altera enormemente las dimensiones de las masas terrestres en beneficio de la posibilidad de trazar rutas marítimas con líneas rectas, se han contrapuesto proyecciones como la de Gall-Peters (1856) que, a cambio de una distorsión de las formas, representa las áreas de las masas terrestres de manera fidedigna. En un capítulo de El Ala Oeste de la Casa Blanca ambas proyecciones son puestas en contraste por unos partidarios de la versión de Gall-Peters, según los cuales la proyección de Mercator transmite una visión occidental-céntrica del mundo a través de sus tamaños erróneos y de la frecuente colocación del Ecuador por debajo del centro, espacio que pasan a ocupar Europa y Norteamérica.

https://www.youtube.com/watch?v=pC4MwdqYeCI

Junto a estas dos existen otras versiones del mapamundi, algunas de ellas asentadas como la Winkel Tripel (1921), que produce una alteración de las superficies inferior a la de Mercator. Pero tanto la Gall-Peters como la Winkel Tripel tienen algo en común con la proyección del s. XVI: el norte está situado arriba, y el sur abajo.

En este sentido, Buckminster Fuller dio un paso más allá con su mapa Dymaxion (1946), una proyección a partir de la apertura de un icosaedro que puede desplegarse de distintas maneras y que no establece un “arriba” ni un “abajo”.

Más a la manera de Torres-García, el australiano Stuart McArthur realizó en 1979 un mapa con el sur apuntando hacia arriba, una respuesta a las burlas que había recibido siendo un estudiante de intercambio en Japón por parte de sus compañeros estadounidenses, a quienes les gustaba comentar que McArthur venía de “allí abajo”. Este mapa ha vendido cientos de miles de copias y cuenta con un texto que proclama “El sur vive. El sur domina. Larga vida a Australia, soberana del Universo”.

  • Proyección Mercator

  • Proyección Gall-Peters

  • Proyección Winkel Tripel

  • Proyección Dymaxion

  • Mapa Correctivo Universal de McArthur

Volviendo al continente de Torres-García, en el libro Americas: The changing face of Latin America and the Caribbean, el profesor de historia Peter Winn menciona a un filósofo chileno, al que sin embargo no nombra, quien en 1972, mostrándole un mapa del mundo y dándole la vuelta le dijo: “Como tú, nosotros hemos sido acostumbrados a ver nuestro país desde el norte, a sentir nuestro aislamiento y subordinación al ser “Chile”, que significa “la tierra al final del mundo” en la lengua de nuestros indios mapuche. Pero, una vez que te das cuenta de que nuestro norte es el sur, ¡todo cambia! De pronto, Chile está en la cumbre, no abajo. Es importante que nos veamos desde el sur”.

Lo mismo opina Libertad, uno de los personajes creados por otro artista latinoamericano, en este caso del noveno arte: Quino. Con ella nos despedimos.

la_corrala_2016_norte_sur_torres_garcía_9